Iván López Cardona "Un Vagón De Papel"

Me encontré esta maravillosa semblanza del artista Iván López Cardona, "consumado escritor, poeta, lector, publicista, pintor, artesano, bohemio y quien sabe cuantos extravíos más de los que sufren muchos locos de La Ceja", realizada por Mario Andrés Rodriguez en el blog "La Ceja del Tambo - Cultura".

Transcribo a continuación el artículo completo.
Lunes, mayo 12, 2008

IVANCHO "UN VAGON DE PAPEL"

IVANCHO: “UN VAGON DE PAPEL” A uno se le ocurre cuando oye El Vagón de Papel que es una locomotora cargada con varios miles de diarios impresos, o talvez un trencito en origami hecho con hojas de papel y por ultimo un camino o un riel recorrido por una maquina de saber en los quehaceres de la escritura y la palabra, algo así como un escritor intransigente y consumado o como el mismo se define:
“El territorio más árido para hablar de algo es referirse a uno mismo: soñador, fantasmal, medio loco, loco y medio, medio cuerdo, cuerda afinada en sol mayor, sol de invierno, ocaso y eclipse de sol, alborada, enamorado de todo y de nada, desencantado de todo y de nada, a lo máximo y a lo mínimo, velocista de cien metros, tartamudear de caracol, hibrido de cosa animal y de nube, fugaz, transitorio, perenne, permanente y oscuro, todo y nada, eso si, no mediocre, medio acre y sonrisa entera, mano en la mano, en el hombro, en la mirada, altura de los ojos de ese otro que soy yo.” Ivancho tiene un aire de Matisse el gran pintor fauvista, solo le falta la pipa, y los lentes, tiene buenas entradas, el pelo que ya se le esta cayendo es de color grisáceo, su tez es morena, es bajito y abollonadito como un papa Noel a dieta, pero es ágil en el fútbol, se la pelea y hasta hace goles. Si cualquiera lo reconoce en la calle es por su infaltable mochila donde lleva siempre un libro, es gentil y amable, gusta de escuchar música variada, Víctor Jara, Led Zeppelín, Joaquín Sabina, Pink Floyd, Irakere, etc. en toda esa revoltura de música lo que uno si percibe es que él tiene claro su amor a ella, a la literatura y a su familia. Leyendo un libro sin parpadear como si se tratara de hojas en blanco en las que va a plasmar una de sus poesías o tal vez bocetear una de sus obras, se puede encontrar Iván Hernando Lópezcardona, (así con el apellido pegado, porque él decidió cuando sus padres se murieron unirlos para siempre en su apellido) a cualquier hora del día, él va sacando su libretita de apuntes, una Caja de Pandora que mágicamente abre, para dejar escapar uno de sus maravillosos versos, conocedor como es de la palabra, las tertulias con Iván Reo son de oído atento y lengua áspera, porque con Iván se puede charlar de lo que sea. Conoce a casi todas las personas del pueblo (parece una viejita), sabe historias que muchos cronistas del pueblo se lamerían una grabadora prendida al lado suyo, además de la ternura y la buena energía que transmite su amistad y compañía.

La historia de la familia de Iván, tiene mucho que contar a través del tiempo y de su trasegar por estas tierras, tal vez los López ya estaban acá en La Ceja desde hace rato, su tatarabuelo participó de las guerras civiles colombianas, hace tiempo cuando apenas la selva comenzaba a darle paso a los caseríos y las haciendas que comenzaban a asentarse en el costado sur del Valle de San Nicolás el Magno en la provincia de Arma. Su padre consiguió uno de los primeros camiones de la Ceja un REO SPEDWAGON, de ahí el apodo de familia los REOS, así me lo contó Ivancho:” REO es apodo familiar: mi padre, Roberto Antonio, fue uno de los primeros conductores de la región, y de adolescente trabajó en la construcción de la vía Rionegro-La Ceja, por ya haber agotado los estudios de la época en el campo (5to de primaria); uno de sus carros fue uno de marca REO SPEEDWAGON, Alemán, de mucha fuerza y lento desplazamiento; cuando los circunstantes lo veían venir, no decían “ahí viene el carro de Roberto”, sino “ahí viene el REO”, y se extendió a toda la familia, y a mis hermanas las llamaban individualmente “LARREA”, y pensaban que era nuestro apellido; de niño creí que estaba asociado al tango “porque el tango es reo”, música de la época y que caló (Miguel Caló) muy hondo en mis hermanos mayores, yo soy el último descendiente de la línea López; mi hija Xué, es la última de la siguiente generación; REO sólo significa algo para los pobladores raizales de La Ceja.” Bueno pero hasta ahí lo de reo porque Iván, quien nació 18 de diciembre 1957, creció como un muchacho muy inquieto, leyendo dizque a Gonzaloarango, los poetas malditos y todo lo que le llegaba de la onda revolucionaria, al atrio murmurador del achiquitado pueblo, además con otros jóvenes hizo parte del entonces TAMBO DE LOS COMUNES, un grupo de jóvenes que aparte de hacer parranda, beber aguardiente y tirar charco, se dedicaron a escribir y publicar una revista de cultura en La Ceja. Fue en un conspirador octubre de 1982 cuando se juntaron una serie de personajes en torno a una olla de sancocho y parranda, algunos con cabello largo, los muy lanudos con ruanas y todo; unos pelaos muy pilos que se atrevieron a gastarse el tiempo de una manera diferente de los demás muchachos de La Ceja, todos peludos escuchando a Pabluz Gallinazo, leyendo y escribiendo como los nadaistas; se volaban del catecismo a escuchar a Leo Dan y a los Pasteles Verdes, esa doctrina que a tantos causo abnegación y a Iván a quien mas bien parece le hubieran enseñado la historia del arte porque se la sabe bogadito, uno lo oye hablar de los academicistas lo mismo de las ultimas propuestas de vanguardia el muy pillo. Los Comunes esos mismos que anhelan y hablan de la Quica, Puente de Palo, Casa Blanca, los paseos de olla con todos a los charcos de las piedras, de la parte de atrás de Prosocial, las subidas por trocha a los tres pinos, al Corcovado, al Capiro, el vinol y el chamberlain; los mismos que tiraron piedras ese mayo de 1977, cuando tirar piedras no era asunto de gamines, sino de hombres honorables protestando, por el efecto de la abnegación, de decepción ante una sociedad conformista. Piedras que ya no se encuentran en el camino para lanzar y hacer sonar los vidrios alcanzando las oficinas llenas de burócratas, de expedientes cargados de trabajos y promesas sin poderse resolver, mientras las propuestas comunitarias se ahogan en un grito sin resonancia, con los presupuestos envueltos dentro de las medias arremangadas en los tobillos, sin un apoyo o un futuro claro frente a la devastadora, arrogante, derrochadora e inservible oferta gubernamental en la figura del alcalde y sus coterráneos burócratas. Como el mismo Iván nos lo cuenta: “A comienzos de la década de los 80s, un grupo de muchachos inquietos, con sensibilidad social y cultural, en un pueblo que tenia una tercera parte de la población actual, decidimos agruparnos para realizar un intercambio de lo que teníamos y ponerlo al servicio del resto de la población. Este intercambio que alimento experiencias del teatro, la música, las artes plásticas, la literatura y hasta permitió que se ampliara a otros niveles, los conciertos, las exposiciones, la creación de una revista cultural, el deporte, cohesionó mucha parte de la juventud de la época que propició la creación de otras agrupaciones y dio como resultado una gran eclosión de trabajo cultural, social y artístico en la municipalidad; concurrió gente de otros municipios y del Valle del Aburra y por primera vez La Ceja rompió sus moldes estrictamente locales y alimentados por el aporte de los estudiantes universitarios (sólo era posible en Medellín), se dio un gran encuentro y crecieron las manifestaciones de otro tipo (El cine-club, los festivales de literatura, obras de teatro de grupos de reconocida trayectoria, etc.). Hablando en particular de “Los Comunes”, la mayoría de sus integrantes en la actualidad, continúan con su trabajo cultural, plástico y artístico, descollando en las actividades que realizan y poniendo muy en alto el nombre del municipio en otras latitudes; es una lastima si, que se haya vuelto un trabajo disperso, individual, sin mucha articulación con lo local, debido entre otras razones, a la falta de políticas municipales claras en esta materia, (plan de cultura, consejo municipal de cultura, entes municipales, secretaria de educación y cultura ciudadana, concurso de las empresas locales y otras) y otra razón muy simple: la supervivencia económica que reprime y condiciona los alcances y la dimensión de este tipo de actividad.” De los comunes lograron salir a flote 4 revistas que se titulaban EL TAMBO de los comunes taller cultural, difundiendo artes y saberes, los mismos que habían seducido y enamorado a estos elocuentes y sabios pelaos. Ivancho, es un reacio a la publicación, prefiere tener la edición de un libro por ahí desarmada en varias partes, un día te saca uno de sus poemas en una hojita recortada de algún libro de arte. Si se pudieran publicar los libros que ha escrito Iván daría para una muy buena colección, (cuantos se estarán lamiendo por tenerlos impresos) porqué será, quien sabe, solo se que él manifiesta: “Aun permanezco inédito porque creo con Jorge Luís Borges, que se publican demasiados libros y que soy mejor lector y disfruto más de los libros de otros que de lo poco que he escrito; además de tener la certidumbre de que uno no deja de escribir el único poema, o el solo texto que le fue dado a escribir; en el momento preciso en que crea que lo haya logrado creo que podré interesarme en ello, pero confió en que aun deban volar muchas aves y muchos ángeles por encima de las cornisas para que ello ocurra.”Aun a pesar de ello el prestigio de Iván como escritor lo tiene bien reconocido, por su familia, por sus amigos, sus vecinos, sus compañeros y hasta los jurados de dos concursos nacionales que no han dudado en darle el primer premio en sus certámenes, el primero de los galardones lo recibió en el 2002 en el Concurso Nacional de Poesía José Manuel Arango, llevado a cabo en el municipio del Carmen de Viboral, con una recopilación de poemas que denomino “Viento que pasa” fue una alegría para todos, saber que una gran persona y un apreciado amigo se había traído el mencionado premio para La Ceja. El pasado año 2006, de boca de un amigo escucho la noticia de ser el finalista del concurso Eduardo Carranza en Sopo Cundinamarca, con el poema “Mástil contra el Olvido” poema que fue publicado en la edición 7 de ALFILERESparaunSONAMBULO. Por ese tiempo, ALTAGRACIA, otro grupo de amigos reunidos en torno al taller de literatura que había sido convocado y dirigido por el poeta, estaba en pleno furor, se reunía los domingos en la mañana para encontrarse con el mundo alucinado de los libros, en la boca de Iván se ponía el tema que se iba a tratar y desarrollarse, luego comenzaba la tertulia que duraba horas hasta que algún ruido nos despertaba de la visión y todos salíamos a tomar tinto. Por ese tiempo se propuso organizar y editar una revista para La Ceja y ALTAGRACIA no se hizo de rogar, en la cabeza de Iván dio pie para que ALFILERESparaunSONAMBULO alzara vuelo y batiera sus páginas sobre el territorio Cejeño, así como ALTAGRACIA otros proyectos han sido liderados y llevados a buen termino por Ivancho, como el colectivo “Vagón de Papel” citados por el mismo: “Los talleres de lectura y creación poética “Vagón de Papel” y “Altagracia” nacen de la necesidad de agrupar personas que alientan en común la experiencia de la literatura, pero en el fondo, surgen como un pretexto para recuperar la importancia de la palabra en su intercambio en la construcción de sueños y esperanzas colectivos. “Vagón de Papel” nace en la Casa de la Cultura Gregorio Gutiérrez González en el año 1999, donde fui promotor cultural; concretó este colectivo la realización de encuentros de escritores, en los llamados “solares de poesía”, en conjunción con la música, el teatro y la narración oral, llegando a tener dimensiones regionales y departamentales.

“ALTAGRACIA” es hijo de la Escuela de Arte de la Sociedad de Mejoras Públicas, y como uno de sus programas, agrupo durante un año y medio (2005 y 2006), algunos de los escritores cejeños interesados en este tipo de intercambios y tertulias.” Ahora Iván se concentra en su taller, raspando con espátula un imperecedero lienzo que se niega a terminar, (cabe anotar que Iván es un pintor excepcional, ha trabajado diferentes técnicas y explorado diferentes temáticas) los pinceles en la mesa esperándolo, el futuro en forma de viento golpeando la ventana del taller, Iván sin poder escucharlo porque se interpone una canción de Inti Illimani, además no puede verlo, el solo esta perplejo mirando el pocillo del infaltable tinto, o quizás no es el futuro el que esta golpeando, puede ser tan solo el viento que siempre llega en la hora menos precisa a traer en su algarabía, la premonición de un día lluvioso que se dispone para sucumbir ante los brazos de la tarde. Ivancho un amigo romántico que colabora y sueña con ALFILERESparaunSONAMBULO, una revista que surgió como un medio de comunicación pasivo, con ambiciones grandes frente a la divulgación y dinamización de los espacios de participación y ejercicio comunitario, dando a conocer las propuestas que se presentaron y se desarrollan actualmente en la colectividad. Llevamos 9 números estamos editando el numero 10, a través de dos años de subidas y bajadas, lo mas importante es estar en contacto constante con la sociedad y los protagonistas del quehacer del arte y la cultura en el municipio de La Ceja y el oriente cercano, no todo a sido comer perdices y ser felices, pues mas de una vez nos hemos visto con la amenaza de agonizar en planchas de la litografía, (porque ya les debemos mas de un favor). Pero nada, mala hierba no muere, seguimos vivitos y coliando, alguien alguna vez comento que si una revista en La Ceja pasaba de cinco números estaba salvada y persistía con gloria para la posteridad, pues bien ALFILERESparaunSONAMBULO ya se aseguro su puesto, porque además ya tiene un fólder en la biblioteca municipal Gregorio Gutiérrez González. A pesar de las embestidas y los retrasos, la comunidad la pide, aun nosotros nos encontramos con amigos y gente en la calle que nos pregunta “cuando va a salir la próxima”, lo que uno alcanza a responder es “esta en camino”, comenta Ivancho, como siempre comprometido con la redacción y edición de la revista, además fue uno de los mayores impulsores de sacar el cuento adelante, dos años atrás en el 2005, cuando el proyecto se puso a consideración de la Escuela de Artes de La Sociedad de Mejoras Publicas de La Ceja. Este consumado escritor, poeta, lector, publicista, pintor, artesano, bohemio y quien sabe cuantos extravíos más de los que sufren muchos locos de La Ceja, sin querer queriendo se involucro hasta el punto de ser columnista obligado en ALFILERESparaunSONAMBULO. Es difícil creer y sentarse a esperar el porvenir en un pueblo donde solo comen pezuña los gallinazos, es el mismo porvenir incierto y desolado de ALFILERESparaunSONAMBULO que agoniza en los ideales de una comunidad que se distancia de la construcción del desarrollo, que se niega a unir y a edificar, a tejer y soñar una mejor oportunidad de participación y sobrevivencia en los presupuestos y las limosnas de las rentas municipales. Al referirse a sus sueños y épocas venideras plantea que, “En la coyuntura económica y política actual es difícil saber hacia adónde apunta el porvenir, porque las calles de estos días nos han vuelto ciudadanos en procura de la simple supervivencia, del como pagar nuestro derecho a ser, a soñar. Sueño que podamos transmitir mejores sueños a nuestros hijos y que logremos exorcizar todos los miedos y penas que nos ha dejado por lastre la reciente historia de nuestro país.” “ALFILERESparaunSONAMBULO es otro puente lanzado a la otra orilla para que todos pasemos; es un sueño urdido en el telar de otros soñadores para que lleguen todos coronados de Ulyses; es el medio de publicación independiente con sueños altos, que necesita toda comunidad.” Solo esperamos la misericordia del tiempo, el que todo lo decide y todo lo juzga, en su manto lleno de polvo y oxido, ese tiempo el mismo que hablara de unos pelaos que trataron de mantener vivo el fuego de la amistad y la comunicación, en un momento en que el mundo se dispone a acabar con las relaciones interpersonales y sociales, a través de sus requeridas e inventadas guerras. El mismo tiempo que todo lo desangra, lo devasta y acaba, se encargará de ponernos en el filo de la navaja, solo el podrá ponerle fin y dejar que las planchas se degraden llenas de oxido en la mesa de cualquier litografía. En todo esta retahíla de muerte y desazón no queda sino decir que nos queda la poesía, la misma que seguiremos escribiendo y esgrimiendo contra los embates de la vida y la sociedad “La poesía es la fuerza necesaria para aprender a amar más, a construir, a odiar menos, a no transigir con los que vienen apagando las pocas luces que se alzan en la oscuridad.” (Poema ganador del concurso Eduardo Carranza Sopó - Cundinamarca 2006)

MÁSTIL CONTRA EL OLVIDO
Por: Juan del Tambo (seudónimo)
El aleteo infatigable de tus pies. Y tus dedos que van y vienen. Sobre la arena de un libro de Borges. El rumuroso manantial de tus tobillos Tus rodillas habitadas por escaleras secretas El mineral envés de tus huesos. Las columnas de tus piernas de reloj de arena Que guardan el arcano de los tiempos. Tus caderas donde bebo Y escucho mis mares interiores. Tus nalgas de ánfora Elaborada por un alfarero alucinado. Tu espalda donde discurren ríos inmemoriales Que incendian los valles. La cicatriz de tu costado Que te emparenta con las galaxias. El cauce al infinito de tu sexo. El tórrido triángulo de tu pubis Y la sombra de tu vello Donde abreva Un hábito tan antiguo como las estrellas. Tu vientre que alumbra Todas las edades del hombre. El santo grial de tu ombligo. La luna doble de tus senos Donde prodigo la fatiga de mis noches. La sinuosa línea de tu cuello Que embriagó a Modigliani. Tu axilar sorpresa de ave fénix. El llamado remoto de tus muñecas El agua fresca del árbol de tus manos. Tus dedos que con un gesto desatan las cadenas Y le ponen alas a lo no nombrado. Tus uñas escribiendo en las paredes de Altamira. Los pájaros augures de tu boca. La roja ascensión al cielo de tu lengua. Tus dientes que desnudan las auroras Y le dan rostro a la medianoche. Los ríos profundos de tus ojos. Tu mirada vadeando el agua de Heráclito El enamorado vuelo de tus pestañas. Tu cabellera donde rumorea una deidad dormida. La vertical música de tus aromas. La exactitud de rocío de tus flujos. El centro de gravedad de tus dudas Que alientan el horizonte de los días. El oscilante anidar de tu cerebro. Los sutiles promontorios de tus sueños. Pachamama y yo, esperando tu nacimiento Y tú, adentro, construyéndote por ángeles Sin sueños Invitándome a poseer la tierra.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTE EN VENTA

Haz clic en la imagen y disfruta de la tienda vrtual de Jalar

Con la tecnología de Blogger.

About The Soonex

Get in Touch

Your e-mail address is incorrect. Please check it and try again.

Thanks for your subscription!

Recent Visitors

Contact Us

Author